Ir al contenido principal

Descubren ratón que puede regenerar sus propios tejidos dañados


EE.UU. Un equipo de científicos de la Universidad de Florida descubrió un tipo de ratón africano que puede regenerar los tejidos dañados por una herida, lo que puede inspirar nuevas investigaciones en la medicina regenerativa, informó hoy ese centro educativo estadounidense. 
Según un estudio dirigido por el biólogo de la Universidad de Florida Ashley W. Seifert, y cuyos resultados también publica hoy la revista científica Nature, el ratón espinoso africano puede regenerar tejidos del cuerpo dañados tras sufrir una herida.
Este pequeño mamífero africano "parece que puede regenerar el tejido de la oreja de la misma forma que a una salamandra le vuelve a crecer una extremidad perdida por el ataque de un predador", señaló Seifert en un comunicado.
"La piel, los folículos capilares y el cartílago, todo, se regenera", afirmó el investigador, quien destacó que no sucede así en otros mamíferos, en los que, por lo general, el "tejido de una cicatriz se forma para llenar el hueco generado por una herida". 
Además, a este tipo de ratón también le vuelve a crecer el tejido de otras partes del cuerpo tras sufrir una herida, aunque no de una manera tan completa como sucede con el tejido de la oreja. "Regenera los folículos capilares y la piel, pero el músculo de debajo de la piel no se regenera", precisó. 
No obstante, este hallazgo "puede representar un nuevo modelo para la curación y regeneración del tejido de seres humanos", puso de relieve el científico. 
Seifert estaba estudiando la curación sin cicatrices en animales anfibios cuando un colega le dijo que un pequeño roedor africano parecía tener un mecanismo de defensa por el que podía "amputarse una parte del cuerpo para escapar de los predadores". 
Este mecanismo de "autonomía" es ya conocido en "lagartijas y salamandras", pero es muy raro en los mamíferos y hasta ahora hemos visto sólo unos pocos roedores que pueden deshacerse de la cola", explicó en un comunicado. 
Lo que realmente llamó la atención del ratón espinoso africano a Seifert fue la capacidad de curación de sus heridas, tras someter al pequeño roedor a una biopsia realizada mediante perforación en las orejas. 
"Los resultados fueron asombrosos", destacó el científico de la Universidad de Florida, quien resaltó el hecho de que la biopsia mostraba que los "diversos tejidos del oído volvían a crecer mediante la formación de estructuras de tipo blastema", el mismo proceso biológico que una salamandra utiliza para regenerar una extremidad amputada.

Entradas más populares de este blog

HISTORIA DEL PASILLO ECUATORIANO

¿Por qué se le llama pasillo?
Según el musicólogo Guillermo Abadía, "La denominación de “pasillo” como diminutivo de “paso” se dio justamente para indicar que la rutina planimétrica consta de pasos menudos. Así, si el “paso” corriente tiene un compás de 2/4 y una longitud de 80 centímetros, el “paso­doble” como marcha de infantería tiene un compás de 6/8 y una longitud de 68 a 70 centímetros. El “pasillo”, en compás de 3/4 tie­ne una longitud de 25 a 35 centímetros


3 de noviembre, independencia de Cuenca, Ecuador

Este 3 de noviembre de 2012, Cuenca cumple 192 años de haber sido proclama independiente del yugo español, luego de aproximadamente 300 años de esclavitud y sometimiento. Es deber de todos los ciudadanos conocer los hechos y los acontecimiento acaecidos en esta noble fecha que es recordada no solo a nivel local sino a nivel nacional, esto debe llenarnos de orgullo pues son patriotas cuencanos los que proclaman nuestra libertad, y gracias a ellos hemos podido reivindicar nuestros ideales de libertad y progreso. Entonces cabe la necesidad de recordar este hecho tan importante en la vida de los cuencanos. Nos remontamos al mes de noviembre de 1820, cuando los patriotas cuencanos recibieron la noticia de que Guayaquil fue liberado el 9 de octubre concibieron un plan para reunir un Cabildo abierto y jurar en él la Independencia de Cuenca.


PERSONAJES LUCHADORES DE NUESTRA HISTORIA AFROECUATORIANA

Alonso de Illescas nació alrededor de 1528, en África en la región de Cabo Verde, actual Senegal.  A la edad de 10 años aproximadamente, fue capturado por los negreros y llevado como esclavo a España. Fue bautizado y confirmado en Sevilla con el nombre de Enrique. Más tarde tomó el nombre de su amo, el mercader Alonso de Illescas,  alrededor de los 25 años aproximadamente, fue traído a América.