¿Por qué razón tienes relaciones sexuales?



¿Te has preguntado alguna vez cuáles son las motivaciones que te impulsan a estar con ese chico o chica que tanto te atrae? Tradicionalmente, había tres razones principales que llevaban a los hombres y a las mujeres a la cama: amor, placer y el deseo de tener hijos. Pero hoy se habla más del tema y se sabe que los motivos se han diversificado: desde el placer y el deseo hasta la inseguridad y las presiones (de grupo o de pareja), hay muchas razones y se relacionan con aspectos psicológicos, sociales, culturales y hasta religiosos.


Así lo confirma una revisión de estudios sobre las motivaciones sexuales, denominada Sexualidad y Cultura 2010, según la cual las personas hoy en día tienen muchas más razones para involucrarse en la actividad sexual que en tiempos pasados.
Hay especialistas que consideran que en verdad el deseo sexual tiene que ver con el hecho mismo de ser humanos, ya que las personas estaríamos “programadas” para tener sexo, del mismo modo en que lo estamos para comer. Otra teoría, igualmente vinculada a la idea de la evolución, afirma que el deseo sexual tiene que ver con una necesidad biológica y que es necesario para preservar la especie.
Los enfoques más culturales, en cambio, se centran en los aspectos individuales que motivan a las personas a tener o no relaciones sexuales. Por ejemplo, psicólogos de la Universidad de Texas en Austin les preguntaron a más de 1,500 estudiantes universitarios sobre sus actitudes y experiencias sexuales. Y dividieron las respuestas en cuatro grupos principales:
  1. Por cuestiones físicas como placer, disminución del estrés, ejercicio, curiosidad sexual o atracción a la otra persona.
  2. Por cumplir algún objetivo, como tener hijos, volverse más popular o incluso buscar venganza.
  3. Por cuestiones emocionales, como amor, compromiso o gratitud.
  4. Por cuestiones que tienen que ver con la personalidad, por ejemplo para mejorar la autoestima, evitar que él o la compañera busquen sexo en otra parte o sentirse presionados para tener sexo.
¿Te sientes identificado con alguno de estos grupos? Todavía hay más. La revisión de Sexualidad y Cultura enumera razones como disminuir el estrés, levantar el estado ánimo y aliviar la depresión, sentirse con más poder, fomentar los celos, mejorar la reputación social, ganar dinero, necesidad de afecto, curiosidad y trascendencia espiritual, entre muchas otras.
Y a ti, ¿qué es lo que más te motiva? ¿Sientes que tus deseos no son semejantes a los de tu pareja? Esto puede ser normal, ya que los hombres y las mujeres pueden tener motivaciones diferentes.
Generalmente, los hombres buscan sexo porque les agrada como se sienten mientras que las mujeres, aunque también buscan placer, en general están más interesadas en la mejoría que el sexo le ofrece a la relación. Los investigadores describen estas diferencias como:
  • Sexo centrado en el cuerpo: cuando sólo se busca placer físico, sin preocuparse por las emociones del compañero o la compañera.
  • Sexo centrado en la persona: cuando se busca conectarse con el otro y hay una preocupación por las emociones y la relación.
Según este análisis, los hombres en general comienzan con una actitud de sexo centrado en el cuerpo, que comienza a cambiar luego de los 40, pues a medida que ellos envejecen tienden a valorar cada vez más las relaciones. Las mujeres, en cambio, tienden a hacer el recorrido inverso: inicialmente buscan desarrollar, fortalecer y mantener relaciones, pero en relaciones a largo plazo pueden enfocarse en el placer.
A pesar de estas observaciones, hay otros estudios que sugieren que durante los últimos años la actitud hacia el sexo de los hombres y de las mujeres se ha ido acercando: mientras que más mujeres aseguraron que tienen sexo por placer y más hombres lo han hecho por cuestiones emocionales.

Entradas más populares de este blog

HISTORIA DEL PASILLO ECUATORIANO

3 de noviembre, independencia de Cuenca, Ecuador

Call center 171 gratuito para citas médicas