La masturbación es frecuentemente relacionada con la adolescencia pero lo que pocos saben es que son las mujeres casadas las que tratan de poner en practica esta actividad.

La masturbación es frecuentemente relacionada con la adolescencia pero lo que pocos saben es que son las mujeres casadas las que tratan de poner en practica esta actividad.

Según ellas mismas las mujeres casadas dicen que se masturban mucho más que una chica soltera. Pero es algo extraño que sean justamente las mujeres que poco a poco se estén abriendo al mundo  y confiesen que también lo hacen y que no ven nada de malo. El problema es que las que lo están haciendo son las mujeres más adultas pues las jóvenes aun sufren de cierta vergüenza para asumirlo y decirlo frente a los demás. La cosa es que debería ser al revés, es decir, que las jóvenes solteras presentaran mas una actividad más seguida de auto placer que las casadas.

Pero según lo que ellas mismas afirman que muchas no lo han hecho porque se sienten satisfechas con lo que les ofrece su pareja y no buscan más opciones, además que los encuentros sexuales entre los jóvenes son más frecuentes que las parejas casadas además que la rutina y los cambios de vida son muy grandes. Incuso hay mujeres muy grandes con respecto a la edad que sobrepasan los 40 años y mantienen esta costumbre por satisfacción personas y porque pueden ser menos observadas por sus  esposos pero no lo reconocer públicamente porque la sociedad puede catalogarlas mal. Pero la idea es que esta misma sociedad entienda y reconozca que esta actividad es tan común y tan normal como comer o dormir.

Es una acción innata.Aun se reconoce algo de miedo para que las chicas acepten esto y aunque se presuma de una libertad y feminismo defendido hasta el final, aun hay cierta vergüenza porque lo consideran un tema muy personal. De acuerdo a las estadísticas, de 10 mujeres encuestadas, solo 4 aceptan que se masturban y de esas 4, tres son casadas. Pero la explicación que ellas mismas dan es que en medio de su vida de madre, esposa y mujer, tiene que buscar un medio de relajación en medio del mundo de presiones en el que viven y nada mejor que esta solución. Incluso han avanzado tanto en este tema, que también aceptan que compran y ven películas pornográficas a veces solas y a veces acompañadas.

También buscan ayuda entre ellas mismas y pueden llegar a interesarse más en el tema que los mismos hombres, los cuales son catalogados como los obsesivos en cuanto a este tema. Poco a poco van entrando dentro del juego del erotismo pero de manera individual y sin contar con su pareja y asea por pudor o porque simplemente lo disfrutan solas. Hay que tener claro que la masturbación no es obligatoria para nadie y se puede presentar en la adolescencia o más tarde o incluso jamás presentarse y no es un pecado o una rareza. Solo hay momentos de necesidad y cada quien tiene niveles diferentes de disfrutarlo. Hay que entender que hay diversas maneras de conocer y mantener relaciones sexuales o genera placer y así como puede ser en compañía también puede ser de manera solitaria. 

REPORTAJE DESTACADO

50 años de los BEATLES