Lo inimaginable en la tecnología de la salud.

Después de un largo periodo de no escribir, y de saltarme algunos temas como lo fue la raza racional, que es realmente un tema del cual se podrían hacer varios círculos de debate y discusión para intentar poder plantear algunas cosas que aún no quedan claras, pero en esta occisión le damos la bienvenida a un tema, que en lo particular a su servidor le fascina, le apasiona. “El hombre y la tecnología”.

Existe en la actualidad un gran dilema por parte de la sociedad, que dice no comprender la revolución tan grande que se ha vivido en tan poco tiempo, me he topado con el argumento de algunas personas de edades entre los 60 y 70 años, que defienden que la vida de antes era mucho mejor y más tranquila, que la aparición de los celulares y en general las tecnologías de la información y comunicación, llegaron para volver loca a las nuevas generaciones.
Sin embargo, el avance de la tecnología no se puede medir en base a los aparatos que la cotidianidad nos ha tenido que acostumbras, que si el nuevo celular, televisión, autos e infinidad de aparatos que la publicidad nos bombardea día con día, debemos también tener muy presente el avance tecnológico el sector salud.
De algún tiempo a estas fechas, se han transmitido en la televisión los avances médicos, medicamentos nuevos, prototipos vacunas para enfermedades virales como lo es el VIH, o enfermedades crónicas degenerativas como la obesidad, la hipertensión y la diabetes, en donde ya hay tratamientos altamente eficientes como aplicadores sin dolor, en fin una gran cantidad de padecimientos que son estudiados por los médicos y que gracias a su esfuerzo han conseguido implementar nuevos tratamientos, descubiertos gracias a su genialidad y a el avance tecnológico en la medicina.
Bueno con todo lo anterior, me he quedado estupefacto tan sólo con imaginar que existe la posibilidad de poder mejorar nuestro estilo de vida a quienes padecemos enfermedades metabólicas, pero no tengo la palabra exacta para describir lo emocionante que puede ser que a una persona que ha sufrido la pérdida de alguna parte de su cuerpo, ahora los doctores puedan decirle al paciente, -ánimo, hay una posibilidad de conseguir para usted un nuevo brazo-.
Hace trece años, cuando cursaba la educación básica, me tocó la fortuna de conocer a una compañerita, a quien le faltaba su brazo derecho, recuerdo que era niña con toda la buena actitud, positiva, propositiva, pero sobre todo soñadora,  recuerdo muy bien que en uno de nuestros juegos de niños, su mayor y más marcada frase era que cuando ella pudiera, se iba a comprar un brazo nuevo y que se lo iban a pegar a la parte en que le faltaba su pequeña mano. Lo decía con tanta firmeza y convicción que hoy se me estremece el estómago de gozo al saber que su decreto, hoy en día es una realidad plausible.
Si bien es cierto que ese tipo de procedimientos son de costes sumamente elevados, la posibilidad ya no es solo parte de la imaginación de quienes perdieron de manera agresiva una parte del cuerpo, además de que ya no solo de deben conformarse con la única opción que existía hasta hace muy poco tiempo, que eran prótesis pesadas e incómodas, de materiales diversos, con los cuales tenían que aprender a vivir sin la mínima posibilidad de que el artefacto se acomodara al organismo del paciente, si no lo contrario, el paciente tenía que adaptarse al artefacto, para moverlo, cargarlo e intentar suplir la actividad del miembro carente.
Ya se documenta en los registros de procedimientos médicos de los hospitales mexicanos, trasplantes de manos completas, instaladas desde el codo, en donde el paciente a través de una meticulosa rehabilitación tendrá que volver a sentir sus nuevas manos, ¿No es realmente asombroso?
Además, cuentan con esa tecnología para la reconstrucción de rostros enteros, injertando hueso, mandíbulas, cabello y hasta lenguas.
Corazón artificial.
Pero para seguir compartiéndoles mi emoción y mi entusiasmo, hace unos días se registró en México la primera colocación de un corazón artificial para pacientes con problemas cardiacos irreversible, que funciona con pilas y que le brinda a este ser humano una calidad de vida mejor, y GARANTIZADA, ¡WOW!, esto ni en nuestros más tópicos sueños hubiera sido posible, pero con la novedad que ya lo es.

Muchos de estos tipos de procedimientos ya se han realizado del otro lado del mundo, en el continente europeo desde hace ya algunos años, y que se han realizado con éxito, en México ya tenemos esa tecnología, y contamos con cuerpo médico especializado para realizar este tipo de intervenciones.
Lo ideal es que ninguno de nosotros tengamos que utilizar este tipo  de argucias para poder mantener una calidad de vida, es indispensable ser cautelosos para evitar series de accidentes que puedan provocar la amputación de alguna parte de nuestro cuerpo, y también es una obligación de cada uno de nosotros hacer nuestros check up médicos, para descartar afecciones graves que nos lleven a recurrir a operaciones molestas.
A pesar del avance de la tecnología médica que es casi INCREIBLE para lo que nosotros podamos imaginar, es indispensable ser parte de una constante práctica de la salud preventiva, y no resolutiva.
Nos leemos en el próximo escrito.
Texto: Víctor Reyes

Entradas más populares de este blog

HISTORIA DEL PASILLO ECUATORIANO

3 de noviembre, independencia de Cuenca, Ecuador

Call center 171 gratuito para citas médicas